PODEMOS Y EL SECTOR DEL VINO

PODEMOS Y EL SECTOR DEL VINO

PODEMOS Y EL SECTOR DEL VINO

Podemos Valdepeñas, tras la última Asamblea Ciudadana celebrada en el auditorio Francisco Nieva con al que abrió el curso político, y Podemos Castilla-La Mancha, a través de una comparecencia en el pasado Pleno de las Cortes Regionales de su diputado David Llorente, han expresado la postura de la formación morada respecto a la situación de conflicto que vive el sector vitivinícola.

Respecto a la polémica existente entre las ferias del vino Fenavin y Cumbres del Vino, Podemos ha expresado que no tiene sentido desperdiciar las inversiones de dinero público ya realizadas en Fenavin para contraprogramar un salón como las Cumbres del Vino, tal y como hizo el PP. Este salón estuvo gestionado por una empresa pública como Geacam cuyo objetivo nada tiene que ver con el vino, pues se dedica la gestión ambiental. Podemos no está a favor de utilizar las puertas giratorias y a una empresa semipública como Geacam para este fin, utilizando además la publicidad para promover noticias y medios de comunicación afines; especialmente cuando existen organismos específicos como el Ivicam. Fenavin es una feria de trayectoria consolidada, un referente internacional en la dinamización del sector, fuertemente apoyada por todas las instituciones con dinero público. Lo lógico es construir a partir de ahí, pensando, claro está, cómo mejorar.

No nos gusta la política ni las ferias de escaparate como las Cumbres del Vino utilizadas por los políticos como escaparate personal para hacerse la foto y que sus amigos hagan negocios. Sí creemos en una feria que dé protagonismo a los productores y consumidores, gestionada por la Administración Pública con transparencia y que sirva a su cometido: la dinamización del sector.

Las Cumbres del Vino es la cara visible de un sector sometido a tensiones injustas e insostenibles, como son las que han estallado en Valdepeñas. El intercambio de reproches entre el PP y el PSOE sobre Fenavin y las Cumbres del Vino elude en realidad un punto esencial: las contradicciones que tiene este sector estratégico de nuestra región, a las cuáles hay que poner solución. Por ejemplo, el hecho de que las bodegas Félix Solís y García Carrión controlen el 90% del mercado de la uva en la Denominación de Origen Valdepeñas ha provocado un oligopolio y un abuso en los precios de compra de la uva, que ha desembocado en una huelga de los viticultores, quienes no pueden cubrir los costes de producción. Desde Podemos apoyamos a los productores en esta vendimia que no sólo lo es de uva, sino también de lucha y progreso social, y esperamos que conduzca a unas condiciones de mayor Justicia y Dignidad.

Los cambios que Podemos propone en el sector han sido pormenorizados por el diputado de Podemos David Llorente en el último Pleno de las Cortes regionales. Entre las medidas expuestas están la de garantizar un sistema de inspección transparente y efectivo, promover una mayor especialización (I+d+i) que permita elaborar productos de mayor calidad y, a la vez, generar más valor añadido. Se considera imprescindible velar por el prestigio de las denominaciones de origen a partir de la protección del territorio y del medio ambiente; por ejemplo trabajando en favor de los rendimientos sostenibles y la agroecología, al tiempo que se evita que nuestra región se convierta en un cementerio nuclear o en un laboratorio de pruebas para explotaciones que utilicen la fractura hidráulica (fracking), poniendo en peligro nuestros acuíferos. Es preciso fomentar las cooperativas agrarias, especialmente si entre sus cuadros directivos cuentan con mujeres y jóvenes que ayuden a profesionalizar el sector. Hay que dinamizar las redes de comercialización regionales y locales que impulsen los circuitos cortos, disminuyendo nuestra huella de contaminación por CO2. Este tipo de redes permiten, además, retener el valor añadido de los productos en manos de quienes los producen, a la vez que hacen disminuir el precio de venta al público. Conviene crear instrumentos administrativos y mecanismos de control para inspeccionar, vigilar y, en su caso, sancionar los comportamientos de las grandes distribuidoras y procesadoras que resulten abusivos.

En definitiva no sólo hay que pensar en celebrar ferias regionales, sino también en otras medidas como las propuestas.

Podemos Valdepeñas aboga por construir un modelo más justo y sostenible para un sector estratégico para nuestra ciudad como lo es el del vino, y que también los es para nuestra región.

http://www.lacomarcadepuertollano.com/diario/noticia/2015_09_28/70


Comparte