Abusos en la privatización del Servicio a Domicilio de Mayores y Dependientes de Valdepeñas

Abusos en la privatización del Servicio a Domicilio de Mayores y Dependientes de Valdepeñas
Abusos en la privatización del Servicio a Domicilio de Mayores y Dependientes de Valdepeñas

Abusos en la privatización del Servicio a Domicilio de Mayores y Dependientes de Valdepeñas

Podemos Valdepeñas se solidariza con la situación que están viviendo las auxiliares de ayuda a domicilio que atienden a nuestros mayores y dependientes de Valdepeñas. Actualmente están inmersas en un conflicto colectivo con la empresa Ferrovial, que gestiona este servicio. Otro servicio más privatizado por el Ayuntamiento de Valdepeñas. Ferrovial ha decidido recortar su jornada laboral reduciendo horas de trabajo, incumpliendo así el convenio colectivo del sector socio sanitario, donde, en el artículo 15, se suscribe que las trabajadoras tienen 3 meses para devolver las horas libres que se generen por las bajas definitivas de los usuarios, ya sea por fallecimiento o por traslado a una residencia. La empresa ha decidido saltarse ese artículo y en cuanto se produce una baja les quita esas horas a las auxiliares de forma automática, sin una comunicación por escrito y con 15 días de antelación, como dicta la ley.

 

Incumplimiento del convenio colectivo

La representación sindical se ha sentado a negociar con la empresa en un proceso conciliador que se inició en noviembre, haciéndole ver el incumplimiento de dicho convenio y recalcando que las horas se han quitado no por que no haya trabajo, ya que después de retirar esas horas por bajas definitivas de usuarios, la empresa las sigue llamando para que cubran las horas que se generan por enfermedad, vacaciones y otras situaciones de las trabajadoras. Es decir, la excusa de pérdida de dinero por falta de horas es falsa, por que sí existe carga de trabajo. Ferrovial manifiesta en su última propuesta un recorte de las horas a las trabajadoras implicadas y garantizar un mínimo de 20 horas. Propuesta claramente insuficiente cuando actualmente se tienen cuadrantes de 30, 35 y más horas.

 

Esta decisión repercute directamente en sus salarios, ya de por sí precarios y escasos. Con estos recortes se agrava más la situación de las trabajadoras ya que genera una inestabilidad de toda la plantilla y les impide tener un mínimo control de lo que van a percibir cada mes en su nómina.

 

Estudiada la situación por nuestro equipo, hemos decidido denunciar esta situación para que, ante el silencio del Ayuntamiento, Valdepeñas conozca la precariedad laboral a la que está sometido este colectivo de mujeres que miman el tejido más débil de nuestra ciudad, nuestras personas mayores, a las que asean, les dan sus medicinas y se encargan del resto de actividades básicas e instrumentales de la vida diaria, que ellos no pueden realizar o para las que necesitan apoyo.

 

En sus hombros recae un duro trabajo que conlleva mucho estrés, los cuidados y la manipulación de los usuarios y usuarias genera un gran desgaste físico y emocional, y algunas trabajadoras han sufrido contracturas y patologías varias. A día de hoy la recompensa que están recibiendo por todo este sacrificio es precariedad, salarios indignos y volubles y que se les niegue el derecho a reconocer sus patologías como lo que son, enfermedades profesionales, derivadas del sobresfuerzo realizado durante años de servicio y dedicación a nuestros mayores y dependientes. Ferrovial ni siquiera tramita la asistencia con la mutua de las trabajadoras. Si acuden a la Atención Primaria del SESCAM, los médicos no dudan en señalar sus dolencias como profesionales y remitirles a la mutua de su empresa. Desgraciadamente, Ferrovial no es muy original en esto, esta práctica es habitual en diversas empresas y sectores, abandonando a la persona trabajadora a su suerte.

 

El Ayuntamiento cómplice

Todos estos abusos se vienen realizando con el beneplácito del Ayuntamiento, que recordemos es el que ha de prestar el servicio y prefirió dejarlo en manos del mejor postor. Cuando este colectivo solicita apoyo y trasmite al Ayuntamiento lo que están viviendo las trabajadoras, se limita a responder que lo hablará con la empresa. Y esta, mientras tanto, les dice a las trabajadoras que tiene que recortarles horas por que el Ayuntamiento no realiza altas de usuarios nuevos, con la rapidez y cantidad que se necesita para cubrir las bajas existentes. En definitiva, ¿les suena? Los unos por los otros, la casa sin barrer. Nadie admite su responsabilidad y aquellos que se dejan su empeño y su salud en atender como bien se merecen nuestros mayores son los que sufren las consecuencias.

 

PODEMOS Valdepeñas propone

Nuestra propuesta será la remunicipalización del servicio con la subrrogación del personal actual. Mientras tanto exigimos una solución que respete lo establecido en el convenio colectivo, con un salario adecuado y que se cumpla lo que la ley obliga respecto a las enfermedades desarrolladas en el ámbito profesional. En resumen, que se ponga en valor la dignidad que estas auxiliares de ayuda a domicilio desempeñan día a día, hora a hora, minuto a minuto para el bienestar de nuestros seres queridos.

https://www.actualidadvaldepenas.com/articulo/politica/podemos-considera-abusos-privatizacion-servicio-domicilio-mayores-dependientes-valdepenas/20190222132749139684.html

Podemos denuncia la situación de las trabajadoras del servicio de Ayuda a Domicilio de Valdepeñas

 


Comparte